SABER DECIR NO, sin ser AGRESIVO o VULNERABLE es la clave ¿Como te comunicas?

Existen tres estilos básicos de comunicacion  diferenciados por la actitud que revelan hacia el interlocutor y pueden ser: pasivo, asertivo o agresivo.

Pasividad, o no asertividad. Es aquel estilo de comunicación propio de personas que evitan mostrar sus sentimientos o pensamientos por temor a ser rechazados o incomprendidos o a ofender a otras personas. Infravaloran sus propias opiniones y necesidades dando un valor superior a las de los demás.

Agresividad. Este estilo de comunicación se sitúa en un plano opuesto a la pasividad, y se caracteriza por la sobrevaloración de las opiniones y sentimientos personales, obviando o incluso despreciando los de los demás.

Asertividad. Es aquel estilo de comunicación abierto a las opiniones ajenas, dándoles la misma importancia que a las propias. Parte del respeto hacia los demás y hacia uno mismo, planteando con seguridad y confianza lo que se quiere, aceptando que la postura de los demás no tiene por qué coincidir con la propia y evitando los conflictos de forma directa, abierta y honesta.

A menudo se habla de un cuarto estilo comunicativo, el pasivo-agresivo. Consiste en evitar el conflicto mediante la discresion, evitando las situaciones que puedan resultarle incómodas o enfrentarse a los demás con excusas, falsos olvidos o retrasos entre otros medios. Así, no asume la necesidad de hacer valer sus propios derechos (pasividad), aunque tampoco se muestra receptivo hacia los de la otra parte (agresividad).

Ventajas

La asertividad permite decir lo que uno piensa y actuar en consecuencia, haciendo lo que se considera más apropiado para uno mismo, defendiendo los propios derechos, intereses o necesidades sin agredir u ofender a nadie, ni permitir ser agredido u ofendido y evitando situaciones que causen ansiedad.

La asertividad es una actitud intermedia entre una actitud pasiva o inhibida y otra actitud agresiva frente a otras personas, que además de reflejarse en el lenguaje hablado se manifiesta en el lenguaje no verbal, como en la postura corporal, en los ademanes o gestos del cuerpo, en laexpresion facial, y en la voz. Una persona asertiva suele ser tolerante, acepta los errores, propone soluciones factibles sin ira, se encuentra segura de sí misma y frena pacíficamente a las personas que les atacan verbalmente.

La asertividad impide en fin que seamos manipulados por los demás en cualquier aspecto y es un factor decisivo en la conservación y el aumento de nuestra autoestima, además de valorar y respetar a los demás recíprocamente.

La asertividad puede verse como una negociacion un consenso o acuerdo con otro de modo que los dos salgan beneficiados

Existen técnicas y reglas que aprendidas y aplicadas nos permiten ejercerla de forma eficiente. Para ello hay que prepararse a negociar y hay que cumplir las reglas que implican una negociación eficiente. Existen también técnicas simples como el banco de niebla o asentir en principio, y el disco rayado, que nos facilitan su ejercicio concreto y cotidiano.

Para poder ejercitar la asertividad tenemos que tener capacidad de negociación. En la negociación se intenta conseguir lo que se quiere con el beneplácito del otro, que lógicamente también va a tener algunos beneficios.
La realización de una negociación comprende varias fases. La primera, es la de preparación. En ella tenemos que pensar la estrategia que tenemos que seguir en el encuentro con el otro en el que se va a plantear los problemas y se va a hacer la negociación propiamente dicha.

La Fase de preparación

Para poder conseguir cualquier cosa tenemos que saber como hacerlo y para ello hay que prepararse. Ir a un encuentro sin tener una mínima guía de comportamiento, cuando, además, no somos negociadores experimentados, nos expone a no lograr para nada los objetivos que perseguimos. Por tanto hay que preparar lo que se va a decir y a hacer en la negociación cara a cara con el otro.
Dentro de la preparación habría que distinguir dos subfases. La primera de preparación personal para evitar caer en la pasividad o en la agresividad y la segunda de preparación del diálogo que vamos a plantear al otro.

La Fase de preparación personal

Se trata de una fase previa, necesaria para
Tener muy claros los objetivos que perseguimos en el encuentro. Es lo que nos motiva  a la negociación. Cuando negociamos tenemos que tener la vista puesta en nuestros objetivos. Hay algunas cosas que nos pueden distraer de ellos y hacernos fracasar. Por ejemplo, nuestra emoción. No podemos confundir la emoción con el objetivo. Nos gustaría quedar bien, pero normalmente ese no es el objetivo. Nos gustaría machacar al otro, pero así no lograremos lo que realmente queremos. Nos gustaría que el otro reconociese que tenemos razón y que él estaba equivocado, pero nos tenemos que preguntar si ese es nuestro objetivo o si así solamente conseguiremos una recompensa de tipo emocional, mientras que nuestro objetivo se pierde. No hay que olvidar la máxima: “lo que cuenta son los hechos y no las palabras”. Si nos explayamos y nos descargamos emocionalmente puede que hayamos conseguido una recompensa a corto plazo, pero la pregunta que tenemos que hacernos es si hemos conseguido nuestros objetivos.
Hay que huir de juicios de intenciones. Si juzgamos las intenciones de la otra persona y nos basamos en ellas para plantear la relación con el otro, corremos el riesgo de contestar y reaccionar a las intenciones que pensamos que tiene el otro y perdemos de vista nuestros objetivos. Así podemos llegar a ser agresivos o a ser pasivos. Si nos han hecho algo que nos ha dolido y pensamos que lo ha hecho con buenas intenciones, podemos estar tentados de dejarlo pasar y no decir nada. Si juzgamos que lo ha hecho con mala intención, vamos a atacar su “maldad” y no los hechos y seremos agresivos. En una negociación no se trata de agredir y someter al otro, aunque lo veamos como un rival. Hay que darle una salida, más o menos airosa porque si no se revolverá contra nosotros. Querer que nos reconozca lo equivocado que está y se someta completamente a nuestros deseos puede ser un objetivo emocional, que compense la humillación que hemos sentido, pero ¿es realmente nuestro objetivo? Sí tenemos que intentar entender que cosas son las pueden motivar al otro para hacer lo que nosotros queremos que haga.
Tenemos que pensar en como crear la oportunidad de la negociación. Si es algo pendiente desde hace mucho tiempo y que queremos abordar, hay que buscar al otro y plantear un tiempo y un espacio en el que se pueda dar la negociación. Es lo primero que tenemos que conseguir del otro. Sin ellos no se consigue, no es posible hacer la negociación. En muchas ocasiones no hay que buscar la oportunidad, es la propia situación en la que se genera el problema. Pero en ella nos puede ocurrir que cuando el otro se va es cuando se nos ocurre aquello teníamos que haber dicho. Recuerda: Siempre hay una segunda oportunidad aunque haya que crearla. Crear la oportunidad es buscar al otro y plantear, aunque sea por enésima vez, el tema que nos ocupa. Cualquier frase introductoria como decirle, “de lo que hablamos ayer me gustaría comentarte algo” o frases parecidas para iniciar la conversación son ayudas inestimables para crear la oportunidad.
Con los objetivos claros podemos controlar nuestra agresividad y motivarnos para dejar de ser pasivos, con la oportunidad creada y el entendimiento de lo que el otro espera podemos preparar el momento concreto de la negociación.

La Preparación del diálogo

Sin perder de vista que lo importante es lo que hagamos y lo que decimos solamente puede ser una guía para que el otro sepa cuales van a ser nuestros siguientes pasos, tenemos que preparar aquello que vamos a decirle. El diálogo que tengamos con él tiene que cumplir los siguientes requisitos para ser un diálogo asertivo:

  1. Describir los hechos concretos. Se trata de poner una base firme a la negociación, en la que no pueda haber discusión. Cuando describimos hechos que han ocurrido el otro no puede negarlos y así podemos partir de ellos para discutir y hacer los planteamientos precisos. En este punto es donde más tenemos que evitar hacer los juicios de intenciones. No se trata de decir “eres un vago” sino decir, “vengo observando que te levantas desde hace ya varias semanas a la hora de comer”. Diremos me has dicho 10 veces “no sirves para nada” en lugar de “me quieres denigrar y hundir” (juicio de intenciones.)
  2. Manifestar nuestros sentimientos y pensamientos. Es decir comunicar de forma contundente y clara como nos hace sentir aquello que ha ocurrido y que juicio moral o de pensamiento nos despierta. Es el momento de decir “estoy hasta las narices de esta situación y no la soporto más”, o “me he sentido humillado y denigrado”. Hay que recordar que no se trata de que el otro lo encuentre justificado o no. Le puede parecer desproporcionado, o injusto, o… pero es lo que nosotros sentimos y tenemos derecho a hacerlo así, no aceptaremos ninguna descalificación, defenderemos nuestro derecho a sentirnos tal y como le decimos. Le estamos informando, no le pedimos que nos entienda o nos comprenda, por eso no puede descalificarnos ni aceptaremos críticas a nuestros sentimientos, emplearemos la técnica del banco de niebla combinado con el disco rayado (ver más abajo.)
  3. Pedir de forma concreta y operativa lo que queremos que haga. No se trata de hablar de forma general o genérica, “quiero que seas más educado”, “quiero que me respetes” “quiero que no seas vago”; sino que hay que ser concreto y operativo: “quiero que quites los pies de mi mesa”, “quiero que cuando hablo me mires a los ojos y contestes a lo que te pregunto”, “quiero que estudies tres horas diarias”. Son conductas concretas que el otro puede entender y hacer.
  4. Especificar las consecuencias. Es decir, aquello que va a ocurrir cuando haga lo que se le ha pedido. Se le podría plantear también las consecuencias que tendrá para él no hacerlo, pero es preferible especificar lo que va a obtener de forma positiva. De otra manera lo que planteamos es un castigo y los castigos son mucho menos efectivos que los premios o refuerzos. Muchas veces se trata solamente de una forma de presentación, hay que tener en cuenta que frecuentemente algo que puede ser planteado como un castigo, si no lo hace, se puede ver  como algo positivo si lo hace. “Si no lo haces tendrás un castigo” se puede convertir en “Si lo haces evitarás que haga lo que no quiero hacer que es lo que supone un castigo para ti, que es algo que, por supuesto, yo tengo que hacer para ser consecuente con mis objetivos y los sentimientos que ya he expresado”.

Ahora  vamos al Ensayo

Lo que se ha preparado, preferentemente por escrito, se tiene que ensayar hasta aprendérselo de memoria. Cuando vamos a un examen nos ponemos nerviosos y se nos olvidan muchas cosas, puede pasarnos lo mismo en este caso y por eso hay que aprendérselo de memoria.
Si la situación nos causa alguna ansiedad, es una razón más para el ensayo. Cuando nos imaginamos la situación de la negociación nos estaremos exponiendo a ella en la imaginación y al menos cuando pensemos en hablar con el otro no nos pondremos nerviosos y comenzaremos nuestra negociación en mejor posición anímica. Si nos ponemos nerviosos podemos acogernos al diálogo que hemos preparado en la seguridad de que vamos a expresar nuestros deseos de forma completa. Cuando la ansiedad es demasiado grande hasta el punto de que nos impide expresar nuestros deseos, hemos de plantearnos una estrategia para superarla..

Ahora vamos a la Ejecución

En la fase de ejecución hay que tener en cuenta algunas técnicas básicas que nos permiten llevar a cabo lo que hemos preparado. No hay que olvidar nunca que nuestros objetivos están plasmados en el diálogo que hemos preparado y que nuestra meta inmediata es decirlo. No se trata de contestar a todas las digresiones que nos hagan, no es necesario ser rápido y agudo para poder responder de forma inmediata a todo lo que nos digan. Se trata de emplear la técnica del banco de niebla, que también se llama aceptar en principio, seguida de la del disco rayado.
La forma de hacerlo es diciendo que “puede que lleves razón; pero…” (banco de niebla) lo que yo quiero decir es que.. “  y se sigue con el diálogo en el punto en el que fuimos interrumpidos o repitiéndolo desde el principio (disco rayado.) Puede parecer muy limitado y que vamos a hacer el ridículo, pero es sorprendente lo efectivo y natural que resulta. Si saca otros temas, también importantes, no perdamos de vista nuestro objetivo, tenemos que acabar con lo que ha motivado la negociación para poder seguir más tarde con lo que acaba de plantear: en ningún momento hay que perder de vista nuestro objetivo, plasmado en el diálogo preparado.

Algunos Ejemplos practicos

 

 Situación 1:

Un amigo acaba llegar a cenar, pero una hora más tarde de lo que habíais acordado. No ha llamado para avisar que se retrasaría. Estás irritado por la tardanza. Tienes estas alternativas:
1.      CONDUCTA PASIVA. Saludarle como si tal cosa y decirle “Entra la cena está en la mesa”.
2.      CONDUCTA ASERTIVA. He estado esperando durante una hora sin saber lo que pasaba (hechos). Me has puesto nervioso e irritado (sentimientos), si otra vez te retrasas avísame (conducta concreta) harás la espera más agradable (consecuencias).
3.      CONDUCTA AGRESIVA. Me has puesto muy nervioso llegando tarde. Es la última vez que te invito.

 

Situación 2:

Un compañero de trabajo constantemente te da su trabajo para que se lo hagas. Decides terminar con esta situación. Puedes crear la situación preguntándole como lleva su trabajo o esperar a que el la cree cuando te pida otra vez a le ayudes haciéndole algo.  Las alternativas podrían ser:
1.      CONDUCTA PASIVA. Estoy bastante ocupado. Pero si no consigues hacerlo, te puedo ayudar.
2.      CONDUCTA AGRESIVA. Olvídalo. Casi no queda tiempo para hacerlo. Me tratas como a un esclavo. Eres un desconsiderado.
3.      CONDUCTA ASERTIVA. Muy frecuentemente me pides que te eche una mano en el trabajo que te asignan, porque no te da tiempo o porque no sabes hacerlo (hechos). Estoy cansado de hacer, además de mi trabajo, el tuyo (sentimientos), así que intenta hacerlo tú mismo (conductas), seguro que así te costará menos la próxima vez (consecuencias).

 

Situación 3

Vas a un restaurante a cenar. Cuando el camarero trae lo que has pedido, te das cuenta de que tu copa está sucia, con marcas de pintura de labios de otra persona. Tratas de llevarte bien con el camarero para que te sirva bien, pero eso no es un buen servicio, podrías:
1.      CONDUCTA PASIVA. No decir nada y usar la copa sucia aunque a disgusto.
2.      CONDUCTA AGRESIVA. Armar un gran escándalo en el local y decir al camarero que como el servicio es asqueroso nunca volverás a ir a ese establecimiento.
3.      CONDUCTA ASERTIVA. Llamar al camarero y, mirándole a la cara y sonriendo, pedirle que por favor le cambie la copa.

 

Un abrazo

Lda Amanda Ramos Barrueta
Psicóloga COP M09181
madrid28045@hotmail.com

Anuncios

Acerca de ANSIEDAD DEPRESION consejos y terapia

Soy Amanda Ramos Barrueta Psicóloga COP M09181, Especialista en Ansiedad y Depresion por la Universidad Pontificia de Comillas, Psicoterapia Cognitiva e Hipnosis Clinica por CHC y Practitioner en PNL por Universidad Camilo Jose Cela madrid28045@hotmail.com Descripción de mi trabajo profesional La teoría cognitiva parte de la premisa de que nuestros pensamientos, conscientes o no, son la base de nuestras respuestas emocionales. Nuestros pensamientos tienden a automatizarse y podemos afirmar que en la mayoría de los trastornos psicológicos, existen pensamientos disfuncionales que han sido aprendidos en la relación con nuestro entorno. La forma en que interpretamos la realidad puede ser modificada. Cuando cambiamos nuestros pensamientos automáticos distorsionados, somos capaces de recuperar el bienestar emocional y enfrentarnos adecuadamente a las demandas de nuestro ambiente vital. Este cambio es el que ayudamos a realizar al paciente. Es un trabajo en el que en realidad estamos enseñándole a romper las sugestiones negativas que ha asimilado. Por ello, encontramos un punto de conexión con la hipnosis que resulta particularmente interesante. Albert Ellis, uno de los principales artífices de la terapia cognitiva ha señalado que la hipnosis puede catalizar esa modificación del pensamiento irracional a que nos hemos referido. La terapia cognitivo-conductual puede ser aplicada con o sin hipnosis. Recientes investigaciones llevadas a cabo en las últimas décadas demuestran que este enfoque de tratamiento se caracteriza por su eficacia y brevedad. La experiencia con los pacientes confirma que podemos pensar de una forma más racional sin por ello perder nuestra personalidad o despojarnos de nuestros sentimientos más humanos, mejorando nuestra calidad de vida Información de algunas herramientas terapeuticas La regresión hipnótica y la Linea del Tiempo (PNL) son técnicas que tienen como utilidad que el paciente acceda a una serie de memorias que habitualmente están fuera de su recuerdo. La regresión conlleva por tanto una revisión de una serie de hechos que están conectados de algún modo con la situación presente pero que forman parte del pasado. Bajo hipnosis, existe un mejor acceso a sus recuerdos y en algunos casos podemos hablar de hipermnesia. No obstante, destacamos que no todas las memorias que la persona experimenta y verbaliza en el estado hipnótico se corresponden con la realidad: hay que tener en cuenta la posibilidad de fabulación o de distorsiones. A pesar de estas limitaciones, la regresión puede ayudar al terapeuta a manejar la relación del paciente con su historia personal de un modo muy eficaz; las experiencias traumáticas suelen estar asociadas en mayor o menor medida a la aparición de amnesia posterior a los hechos. Algunos autores consideran que dicha amnesia no dejaría de ser una medida de autoprotección, un mecanismo que nuestro cerebro utiliza para aislarnos del dolor emocional , lo que en principio puede entenderse como una medida de profilaxis; sin embargo, ese mismo recurso de defensa puede dar lugar a una serie de complicaciones. Esto ocurre sobre todo cuando algo que en el pasado nos resultó útil se repite de manera involuntaria e indiscriminada en la actualidad. La hipnosis nos debería conducir atrás en el tiempo a eliminar esa amnesia que ya no nos resulta saludable desde el punto de vista psicológico, pero además nos puede llevar a entender mejor toda la trayectoria de un proceso, o nos puede ayudar a recuperar recursos internos de los que antes disponíamos. Son muchas y muy variadas las posibilidades de la regresión. Cuando estamos hablando de esta vida es cuando en general disponemos de una herramienta terapéutica muy útil, matizando que la verdad de los hechos rememorados puede ser en ocasiones muy subjetiva En la Hipnosis Ericksoniana se crea un “clima” en el que se reduce la actividad consciente. Se favorece que el inconsciente de la persona genere sus propios recursos creativos y dé solución a sus problemas. Se parte de la base de que la hipnosis es un estado natural que acompaña diversos estados de nuestra vida. Por ello, se utilizan los mecanismos de trance que la persona puede producir desde su individualidad. Las sugestiones son preferentemente indirectas y en la Psicoterapia Ericksoniana la hipnosis se puede incluso realizar de forma conversacional, sin inducción formal de trance. PUBLICACIONES y TRABAJOS 1986, Presentación del trabajo de investigación “Efectos de la televisión en la conducta agresiva de los niños”, para la Universidad Gracilazo de Lima 2004, Presentación del Trabajo de Investigación “La anorexia: guía informativa de prevención” y un caso clínico en las Jornadas clínicas en el Centro Bertrand Russell de Madrid 2011, Publicación de la Guía de Relajación Física y Mental en el portal Ansiedad.Info: http://www.ansiedad.info/actividades-ansiedad/guia-relajacion-fisica-mental Dirección de correo electrónico madrid28045@hotmail.com ¡Hay muchas personas que se esfuerzan por alcanzar nobles ideales,!la vida esta llena de heroísmo! MI BIOGRAFIA Nací un 18 de marzo, en Huanuco una pequeña y deliciosa ciudad de Perú rodeada de montañas y con un clima primaveral todo el año,.. tierra de grandes personalidades, AMARILIS, La PERRICHOLI,…. y yo naturalmente :) Estudie ballet clásico en Lima con Carmen Muñoz Directora del ballet Nacional de Perú y Kye Mac Kinnon, participe en algunas obras como El Lago de los Cisnes, Romeo y Julieta…. Me gradué como Psicóloga en la Universidad Gracilazo la Vega de Lima con la tesis “Efectos de los medios masivos de comunicación en la conducta agresiva de los niños”. . Mientras realizaba mis estudios universitarios y al no destacar en la danza clásica, incursione en otros espectáculos, en obras de café;-teatro como “Lo Pasado Pisado” (1980 ) “Amarilis a calzón.. quitado” (1981) en locales miraflorinos como “El Tartufo”, “La gata caliente” “Candilejas”… y en galas por el interior de Perú como Cuzco, Trujillo (donde deje una huella que aun perdura) Huanuco, Chiclayo, Piura, Huancayo,.. … todo esto con un mediano éxito nada desdeñable. En 1986 emigramos toda mi familia a Madrid España, donde actualmente vivimos totalmente integrados y continué mi formación académica, especializándome como Psicoterapeuta y Psicopedagoga en orientaciones cognitivo-conductual con los prestigiosos Doctores Bas Ramallo y Verania Andrés de Universidad Autónoma de Madrid,, hipnoterapia-sofrología con el Presidente de la Sociedad Esp. de Hipnosis Clínica Ldo. D. Isidro Pérez Hidalgo y finalmente Psicoanalítica con el mundialmente conocido Psicoanalista Doctor Hugo Bleichmar de la Universidad Pontificia de Comillas, como veréis soy lo que llamarían mis colegas una ecléctica, pero con un conocimiento profundo y serio de todas esas disciplinas. Ah! también efectué “training” en la European Asociation for Psicotherapy y la Sociedad Española de Medicina Psicosomática y Psicología Medica en Psicoterapia Breve, así como en la Unidad Psiquiatrita de Agudos del Hospital 12 de Octubre de Madrid y tuve contacto con el Doctor Isaac Mark en Londres .. Actualmente trabajo en una empresa como Gestora. En mis colaboraciones como psicoterapeuta en Madrid tengo la satisfacción de haber ayudado a mucha gente a salir de profundas Depresiones y trastornos de personalidad diversos Me gusta viajar, en especial en avión, porque me acerca el mundo tan rápido; he visitado Roma, Milan, Lisboa, Frankfurt, Munich, Nurenberg, Salvador de Bahía, Bogota, Quito, Miami Nueva York y Londres (que me encanta y vuelvo allí a menudo). De mi querido Perú lo conozco casi todo y estoy enamorada de Trujillo por todo, su gente, su clima sus paisajes y Huanuco mi tierra natal. De España lo conozco casi todo, adoro sus paisajes, sus festividades y su gastronomía, quizá la mejor del mundo (con perdón de los franceses). Mantengo una relación estable desde hace 20 años con un maravilloso madrileño, tengo un hermoso perro llamado “Tomy” el cual es buenísimo con un carácter fuerte pero noble. Colaboro activamente con alguna que otra ONG como Caritas España en la supervisión de programas educativos y psicoterapias dirigido a poblaciones marginales, también en organizaciones de amigos de los animales, rescatándoles del abandono que el egoísmo y la insolidaridad humana les ha dejado a su suerte. Me he tomado dos años sabáticos donde aprendí y desarrolle mi pasión por la cocina, conocí a Cristina Galiano autora de diversos libros de cocina e innovadora de la Thermomix y cocina sana, Salvador Gallego premio nacional de gastronomía con su exquisito Rte. El Cenador y el gran maestro José María Centeno de la Esc. Superior de Hostelería y Turismo Actualmente estoy intentando embarcarme en una investigación científica acerca de los efectos de los medios de comunicación y en especial la televisión e Internet (redes sociales) en la conducta agresiva de los niños, que seria una ampliación de mi anterior investigación. Además estoy intentando escribir una novela con mis experiencias (quizá os parezca presuntuoso pero los detalles de mi vida a decir de quienes me conocen y quieren bien, es harto interesante) Mis planes a corto plazo, mientras desarrollo esos proyectos, es retomar mi carrera como Psicoterapeuta para lo cual he iniciando estudios en la Escuela de Inteligencia de la Universidad Camilo José Cela en el Master de Programación Neurolingüística en donde además de aprender técnicas y herramientas las estoy “vivenciando” con gente estupenda muy interesada en la superación personal de la mano de Javier Mañero un erudito y autentico comunicador en esta materia
Esta entrada fue publicada en Psicologia Psicoterapia orientacion y consejos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s